STRATOLAUNCH ¿a la venta el avión más grande del mundo?

Aeroclub Uncategorized

Stratolaunch Systems

Este mastodonte del aire, construido por Stratolaunch Systems récord que ostenta  bajo el punto de vista de envergadura alar, podría pasar a engrosar la lista de creaciones titánicas sin operatividad alguna, algo similar al otro gigante H4 Hércules de Howard Hugues un efímero vuelo y poco más, tras la pérdida de su principal ideólogo y mentor, Paul Allen.

El avión más grande del mundo, el Stratolaunch mide 117 metros de envergadura, y está configurado con una estructura de dos fuselajes idénticos de 73 metros de largo cada uno. La cabina operativa de vuelo está ubicada en el fuselaje izquierdo, curiosamente  el flanco derecho está sin equipar, totalmente vacía, e incluso sin presurización alguna. Seis motores Pratt & Whitney PW4056, los mismos que han equipado al Boeing 747 Jumbo, propulsan a este mastodonte de los cielos, cuya misión específica es poner en órbita cohetes de misiones espaciales.

 

No tan sólo el sistema motriz capaz de generar suficiente potencia para el transporte aéreo de cargas de hasta 220 toneladas es el mismo que el del 747, del jumbo también  se han adaptado diferentes sistemas.

Una de las principales ventajas que ofrece este reactor es poder operar desde aeropuertos estándar, y colocar en órbita satélites de todo tipo a un coste realmente competitivo ante sistemas tradicionales mediante lanzamiento de cohetes propulsados. Existen ya sistemas como el  Pegasus donde se utiliza un L1011 Tristar como plataforma de lanzamiento, utilizado con éxito en la actualidad, pero solo permite realizar operaciones con cargas de peso muy inferiores a las que StratoLaunch puede llevar al aire.

 

Paul Allen, cofundador de Microsoft, a su vez creador y alma matter del macroproyecto Stratolaunch systems,  falleció justo escasos meses después de que el gigantesco avión realizará su primer vuelo. Su hermano Jody permitió que el aparato despegara para cumplir el sueño de Paul, a sabiendas  del complicado panorama en que la continuidad del proyecto iba a quedar. La triste noticia de su pérdida, inmediatamente generó incertidumbre y todo tipo de especulaciones acerca del futuro de tan ambicioso reto.

Northrop Grumman asociada al programa,eligió al Stratolaunch  como lanzadera de su cohete espacial Pegasus XL, con vistas -* iniciar operaciones en 2020, pero

la decisión que paralizar las inversiones acompañado por el avanzado  estatus de otros competidores con modelos de negocio similares (principalmente Richard Branson y Jeff Bezos dueño de Amazon)  son factores que no van a permitir que el aparato levante el vuelo de nuevo, sin la situación actual no da un vuelco.

 

Como ya hemos comentado la idea de utilizar plataformas de vuelo suborbital como lanzaderas espacial, ahorra tiempo y costes a gobiernos o empresas a la hora de enviar satélites al espacio.

No requiere de grandes infraestructuras, prácticamente puede despegar y aterrizar desde un aeropuerto.

Parece que las carreras espaciales no son ya patrimonio exclusivo de NASA, ESA, y agencias espaciales gubernamentales como la rusa, china, o incluso india.

Magnates Multimillonarios de todos conocidos apuestan por diversificar en pro de este tipo de negocios, atraídos en buena parte por la llamada del espacio sideral y consiguiente privilegio de formar parte de la historia de la tecnología humana.

 

Richard Brandson ya tiene prácticamente a punto Virgin Orbit, firma creada en 2017, que con  su denominado Cosmic Girl, un Boeing 747 que mediante un pod alberga en su ala izquierda el cohete LauncherOne. ya ha realizado sus primeros vuelos test con éxito.

Esta iniciativa no sólo se ha creado con el fin lanzar  satélites, permitirá a su vez incorporar la nave espacial que en dos etapas alcanzará la órbita terrestre y realizará los primeros vuelos espaciales privados.